#15AñosCrediclub. Una historia de emprendimiento, crecimiento y solidez

Cultura Crediclub

En septiembre de 2020 Crediclub cumple 15 años desde su fundación, y consideramos importante celebrar nuestra historia, refrendar el compromiso con nuestro propósito y valores, y comunicar nuestras fortalezas de cara al brillante futuro de vislumbramos.

Nuestros inicios

 

Crediclub comenzó con un plan de negocios, escrito por un grupo de jóvenes que no alcanzaban los 30 años que creían profundamente que contar con buenos servicios financieros es clave para el bienestar económico y social de las personas y que observaban las evidentes deficiencias de los productos ofrecidos en el país. 

 

Basado en estas ideas, el propósito de Crediclub siempre fue muy claro: mejorar la calidad de los servicios financieros en México para impactar de forma positiva en la vida de nuestros clientes, generando un rendimiento atractivo para nuestros inversionistas, y creando carreras exitosas para nuestro equipo. 

 

Desarrollar el plan de negocio fue sencillo. Lo difícil era entonces convencer a los potenciales inversionistas de apoyar el proyecto. “No money and no experience? No problem” decía un querido profesor de Stanford con amplia experiencia en creación de empresas en Silicon Valley. La realidad resultó ser retadora pero sumamente motivante, y nos complace compartir algunas de nuestras principales lecciones de esos primeros pasos:

 

  • Perseverancia.  Aunque se tenía identificada una gran oportunidad y se contaba con un equipo con las mayores credenciales éticas y profesionales, las cosas no se dieron rápido. De nuestra fundación a la fecha en que se logró levantar la primera ronda de capital pasó cerca de un año y se buscó a literalmente cientos de inversionistas. En ese tiempo nuestro equipo fundador trabajó sin sueldo y dejó ir oportunidades laborales sumamente atractivas. Afortunadamente el esfuerzo rindió frutos y pudimos conjuntar a un grupo de inversionistas con experiencia insuperable en el sector financiero nacional e internacional. 
  • Positivismo. Cada negativa de inversión nos ayudó a conocer más y más cosas que podrían salir mal y a prepararnos para afrontarlas. Esto es especialmente retador cuando viene de personajes experimentados, como directores de consultorías y fondos de capital emprendedor. Sinceramente agradecemos su tiempo y comentarios. 
  • Flexibilidad. Nuestro primer producto nos llenó de orgullo, ya que fuimos la primera empresa no bancaria en ofrecer tarjetas de crédito de uso nacional y financiamiento en punto de venta, con tecnología propia y después de un gran esfuerzo del equipo. Todo iba viento en popa, hasta que la crisis iniciada en 2008 hizo inviable el plan de liquidez de ese producto y nos obligó a pivotear y girar hacia otro rumbo donde había fuentes de liquidez de banca de desarrollo. No era fácil dejar el plan A que tanto nos costó y nos enorgullecía, pero era hora de migrar a un plan B.
  • Transparencia. Algo sobresaliente de nuestras cuatro rondas de fondeo es que han sido lideradas por las mismas personas, a pesar de que el cambio de modelo antes mencionado retrasó y puso en tela de duda el rendimiento inicialmente contemplado. En palabras de uno de nuestros principales accionistas, la continuidad del apoyo se basa en la transparencia y compromiso del equipo. Uno de nuestros principales accionistas lo resumió de la siguiente forma: “en tiempos buenos y malos han sido transparentes y han hecho todo lo humanamente posible; esa determinación y claridad son suficientes para seguir apoyando el proyecto”. 
  • Honestidad. Justo en los momentos más complicados de 2009 Crediclub tuvo la oportunidad de rehacer su modelo de negocio en un giro muy rentable pero con fama de requerir prácticas que se alejan de nuestros altos estándares de ética. Nuestro equipo directivo lo comunicó como opción a nuestros consejeros y accionistas, clarificando que de elegirse ese camino renunciarían y cederían su posición a directivos apropiados. Uno de nuestros principales accionistas mencionó una frase que fue apoyada por unanimidad y que refleja el espíritu que siempre ha existido en Crediclub: “prefiero perder el total de mi inversión que ver manchado mi nombre”.

 

Nuestra consolidación

 

El haber contado con el apoyo de nuestros accionistas y haber iniciado exitosamente el camino en el sector de microcrédito nos brindó una gran oportunidad de redefinir nuestro futuro. Aunque el producto haya cambiado, el propósito de mejorar las condiciones de los productos financieros a sectores subtendidos sigue siendo nuestra guía. 

 

Reforzamos nuestro equipo con ejecutivos de alto desempeño y compromiso, y con ello pudimos expandir nuestro producto de manera espectacular, incluyendo los siguientes logros:

 

  • Crecimos a una tasa anual compuesta cercana al 50% en los últimos 7 años, pasando de tener presencia local a tenerla en 29 estados de la República.
  • Hemos realizado cerca de 2 millones de operaciones de crédito por un valor cercano a 30 mil millones de pesos.
  • Contamos con los menores precios al cliente final entre las empresas con las que competimos y cuentan con información pública.
  • Generamos la mayor cantidad de utilidades entre las sociedades financieras populares, tanto en 2018 como en 2019, con todos los indicadores de solidez financiera en los mayores niveles.
  • Logramos algunas de las más altas calificaciones del sector, A+ con HR Ratings y A- con Fitch Ratings.
  • Hemos asegurado fuentes de fondeo amplias y diversificadas, incluyendo ahorros del público, banca de desarrollo, banca privada y emisiones quirografarias en la Bolsa Mexicana de Valores.
  • Más de 1,000 empleados con la mayor productividad del sector y con acceso a las mejores condiciones laborales siempre en base al mérito profesional.

 

Nuestro futuro

 

La motivación para transformar los servicios financieros es mayor ahora que nunca antes en nuestras vidas. Los avances tecnológicos, regulatorios y financieros hacen posible soñar en grande, de la mano con el tamaño de las oportunidades existentes en nuestro país y en el mundo.

 

Aún en medio de la fuerte crisis económica que atraviesa el país, nuestra empresa muestra una gran solidez financiera, incluyendo alta capitalización, alta disponibilidad de liquidez, alta calidad crediticia y un panorama de rentabilidad positivo este año y robusto en 2021. Adicionalmente hemos continuado nuestro programa de inversión en herramientas y desarrollos digitales, y tenemos planes retadores y motivantes para llevar los servicios financieros en México al siguiente nivel.

 

Sabemos que el futuro viene lleno de oportunidades, retos y cambios, y sabemos que las lecciones gerenciales que hemos aprendido en estos 15 años serán de gran utilidad para unir esfuerzos con las personas y organizaciones correctas para mejorar la calidad de los servicios financieros y con ello impactar de forma positiva en la vida de los mexicanos. ¡Que así sea!

Nuestras historias

Descubre
más historias