#TodoVaAEstarBien. Nuestro enfoque en la prevención y el bienestar

Cultura Crediclub

Este 2020 es un año extraordinariamente complicado para el mundo. Ante la gran amenaza sobre la vida misma y sobre los sistemas de salud por el avance del COVID-19, los gobiernos del mundo han implementado restricciones de distanciamiento social que han tenido un impacto sobre la actividad económica sin precedentes en nuestra generación. Nuestra actividad no está ajena a estos efectos, y sentimos un gran orgullo por las acciones contundentes del equipo de Crediclub en esta nueva realidad.

 

En el ámbito de prevención de contagios de COVID-19, tomamos lecciones que hemos aprendido los últimos años sobre trabajo desde casa y seguimiento remoto a clientes, e iniciamos nuestros protocolos de distanciamiento social desde antes que fuera obligatorio. También aceleramos la implementación de desarrollos tecnológicos que permiten la apertura remota de cuentas y la recepción de pago utilizando aplicaciones móviles, inclusive en el segmento socioeconómico popular, rompiendo importantes paradigmas sobre el comportamiento de nuestra clientela. Finalmente, se implementaron cambios en nuestra infraestructura y en las herramientas de trabajo para reducir la exposición a contagios. Con estas medidas hemos logrado alcanzar nuestra mayor meta en tiempo de pandemia: cero decesos entre nuestros más de 1,200 colaboradores. Seguiremos trabajando para mantener este resultado y extender las sanas prácticas a nuestra clientela.

 

La crisis sanitaria del COVID-19 también nos ha servido para dar un nuevo impulso a programas de prevención de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares que hemos impulsado por años entre nuestros clientes y colaboradores. También nos ha hecho apreciar decisiones que en su momento fueron onerosas, como dotar de seguro de gastos médicos mayores a todo nuestro personal y ofrecer programas de prevención a la salud, y que sabemos han sido claves para mantener un récord perfecto de cero casos que lamentar en nuestro equipo.

El tema económico ha sido y seguirá siendo muy retador en nuestro país por un periodo prolongado. Su punto más crítico se vivió en esos momentos en que nuestros clientes necesitaban salir a producir y vender, pero las restricciones de movilidad les impidieron generar ingreso. Ante esa situación, nuestro plan de apoyo se basó en ofrecer refinanciamiento de deuda a todo aquel cliente que lo solicitara, sin cobrar un solo centavo adicional a la cantidad de repago originalmente acordada, aún y cuando el plazo de pago se alargara de manera importante. Es importante destacar el éxito de este programa, con niveles de colocación y repago prácticamente normalizados unos pocos meses después del momento más crítico de la crisis.

 

Hablando con algunos clientes escuchamos reiteradamente la frase “estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo para no quedar mal, porque esto pasará y queremos seguir trabajando con la mejor financiera del mercado”.

 

La crisis sanitaria y económica por la que pasa nuestro país lamentablemente está lejos de considerarse resuelta, pero la lección de estos meses ha sido muy clara: poniendo el bienestar de nuestros clientes y nuestros colaboradores como la máxima prioridad, todo lo demás encuentra su camino. Seguiremos enfocados en detectar y atender posibles riesgos con la mayor agilidad posible, sabiendo que estamos sentando bases firmes para la recuperación social y económica, y que pronto #TodoVaAEstarBien.

Nuestras historias

Descubre
más historias